viernes, 11 de noviembre de 2011

Clima de Las Merindades

CLIMA
La localización de Las Merindades, en la vertiente meridional de la Cordillera Cantábrica, y su orografía particular en la que alternan macizos montañosos con amplios valles, son dos factores que condicionan, en gran medida, el clima de la zona.
El régimen térmico está caracterizado por sus prolongados inviernos denotando el carácter continental en las grandes oscilaciones térmicas, pero en general el clima es más benigno que en el resto de la región, por su situación en las vertientes cantábrica y mediterránea, los valores térmicos alcanzados son clara muestra de ello: la media del mes más frío es superior a los 4ºC, mientras el más caluroso no sobrepasa los 19ºC.
Tª media anual........................................... entre 8 y 13º centígrados
Tª media del mes más frío......................... entre 2 y 5º centígrados
Tª media del mes más cálido..................... entre 16 y 20º centígrados
El estudio de la variable térmica anual, nos revela una continentalidad atenuada.
La duración media del período de heladas está en torno a los 8 meses (octubre- mayo), llegando a los 10 meses en las zonas septentrionales.
Cabe citar la importancia de fenómenos como lloviznas, nieblas y rocío, que adquieren un nivel excepcional durante el periodo seco. De este modo se amortiguan los efectos de la ausencia de lluvias, sobre todo en las áreas meridionales. El número de días de niebla anual ronda los 50.
El régimen hídrico viene marcado por abundancia generalizada de las precipitaciones. Se establece una precipitación media anual en torno a los 1.000 mm, apareciendo una disminución progresiva de los índices pluviométricos del norte a sur, máximos en la franja trazada desde el Valle de Valdeporres al Valle de Mena y mínimas en los Altos.
El reparto de las precipitaciones a lo largo del año es un reflejo de la situación de la comarca en la frontera entre España Atlántica, y la España Mediterránea húmeda: En el área septentrional dominan de las precipitaciones invernales, que unido a la inexistencia de meses secos en el estío, son caracteres típicos atlánticos. Por el contrario en la zona meridional el volumen máximo de precipitación se recoge durante la primavera, apareciendo ya un periodo seco de 1 a 3 meses, propio de las áreas mediterráneas.
Un aspecto distintivo y típico del espacio climático considerado, es el hecho de que parte de las precipitaciones son en forma de nieve, abriéndose el periodo de nevadas probable en el mes de Octubre y durando hasta el mes de Abril pero concentrándose con toda claridad en los meses centrales del invierno.
En los sectores situados a mayor altitud la frecuencia de días de nieve es mayor y ostensible su permanencia, destacando la media anual de 20 días con precipitaciones en la zona Espinosa de los Monteros.
El régimen eólico se manifiesta con un predominio de los vientos del norte y noreste, sobre todo en primavera y verano. Son los del suroeste los que dominan en otoño y sobre todo en invierno. La cuantificación de este fenómeno, nuestra como un 40m % de los casos no superan los 6 Km./h. Entre los vientos significativos, predominan los moderados ( entre 6 y 20 km./h.: 57,14%), sobre los intensos.
Una valoración climática conjunta sitúa el área de estudio dentro de la España Atlántica, con un clima predominante de Montaña, con cierta influencia Continental. Los caracteres principales son los inviernos largos y relativamente fríos, los veranos templados y las precipitaciones abundantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario